Nota: todos los lunes, a partir de hoy, os ofreceremos una pequeña reflexión de Francisco José Ruiz Pérez,sj – Paco Pepe, con la que nos quiere ayudar a enmarcar, en el espíritu, la semana que comenzamos. Esperamos que os resulte iluminadora y de ayuda espiritual.

Sin gestos extraordinarios

Amistad

Ni gestos extraordinarios. Ni palabras rebuscadas. Ni regalos sofisticados. Los amigos no se piden nada de eso. Solo les basta con estar: con estar unos con otros cuando, por lo que sea, necesitan sentir la presencia mutua por encima de los muros de sus soledades. Los amigos esperan pacientemente detrás de esos muros, hasta que intuyen que los han de escalar para, ya en lo alto, extender sus manos y estrechárselas diciéndose que no se han ido: que están y que seguirán estando…, y eso sin gestos extraordinarios, ni palabras escogidas, ni regalos sofisticados.

¡Buen final de septiembre!

Francisco José Ruiz Pérez, sj

 

Anuncios