El valor de un amigo

Amistad

El amigo no sólo nos quiere: también nos hace creer en la vida. En lo hondo de la amistad, el afecto acaba juntándose a la fe. Por creerse antes el uno al otro, los amigos se animan a quererse bien. La amistad es una de las pocas fuerzas del corazón que nos lleva a profesar que en este mundo es mejor amar que no amar, respetar que manipular, comprometerse que desentenderse… ¡Así nos lo demuestran ellos, nuestros amigos!

¡Buena semana!

Francisco José Ruiz Pérez, sj

Anuncios