¡Sé tú mismo!

Se tu mismo

¿Cómo evitar compararnos con los demás y así dedicarnos a ser lo que somos? La pregunta me viene mientras veo a las gaviotas planear sobre la playa. Y me dan su respuesta. Su truco está en que vuelan sin cotejarse entre sí. Volando es como son y como hacen del cielo un espacio de libertad… Lo mejor lo añaden al final: aunque admiran las aletas de los peces, no las quieren para sí. Les serían inservibles: no saben nadar. Y lo que es peor: con ellas dejarían de volar.

Buen fin de noviembre.

Francisco José Ruiz Pérez, sj

Anuncios