A propósito del Mundial: juega el partido más importante, ¡Vive!

Fútbol

Varios jugadores, un balón y dos porterías. Un partido de fútbol es sencillo en sus reglas. Más difícil es aceptar la desproporción que se da entre el resultado que sería justo y lo que decide la mala suerte, entre la ilusión puesta y el poco fruto conseguido. La bondad del juego es que reproduce la lógica extraña de la vida. Al final, somos sucesivas victorias y derrotas, tanto merecidas como inmerecidas, que siempre hemos de relativizar sabiendo ganar y sabiendo perder. Lo importante es que podamos jugar: es decir, ¡vivir! Eso es, después de todo, cuanto nos quieren sugerir varios jugadores, un balón y dos porterías.

Francisco José Ruiz Pérez, sj

Anuncios