Deseos de aprender

Aprender

Durante largo tiempo nos hacen creer que hemos de acumular muchos saberes. Hasta que llega el día en que nos convencemos de que lo mejor está realmente en lo previo: en sentir el extraño deseo de aprender. Es la señal de que aún estamos vivos para caminar hacia lo nuevo. Así que no nos debería preocupar cuántos conocimientos poseemos. Lo que nos tendría que alarmar es que empecemos a decirnos que ya sabemos bastante.

Francisco José Ruiz Pérez, sj

Anuncios