Vivir… todo un arte

Arte de vivir

Una forma muy fácil de agobiarnos cada día es darle excesiva importancia a la pregunta por cómo estamos y proponernos sentirnos bien a toda costa. Una forma muy difícil de pacificarnos cada día es cuestionarnos por qué nos sentimos como nos sentimos y escuchar lo que nos queramos decir. Hay que elegir entre una forma y otra. La tentación es optar por lo fácil. Pero no lo olvidemos: estamos para las cosas difíciles.

Francisco José Ruiz Pérez, sj

Anuncios