La oración de este mes ha sido diferente. Hemos disfrutado de un encuentro íntimo con Jesús a través de las composiciones de Geña Benítez Morales, Religiosa de Villa Teresita.

Geña, colaboradora habitual de los “Encuentros de oración en clave ignaciana”, junto con sus compañeras Ana María y Rosa, han entregado su vida durante muchos años a acompañar a las mujeres más vulnerables en el sector de La Isleta. Ahora, cuando su Congregación cierra su presencia en la isla después de 44 años, les decimos adiós con un corazón agradecido y con la certeza de que allá donde estén, su corazón estará siempre al servicio de los últimas, de los preferidas de Dios.

La oración – concierto de ayer ha sido el último regalo de Geña a esta Casa del Centro Loyola que recibimos con emoción y compartimos con todos.

Anuncios