La vida ordinaria… un don maravilloso

bar de tapas

La charla en torno a unas tapas; el paseo con un niño; el envío de una carta; el riego de una maceta… El sabor de la vida es a base de ingredientes pasmosamente sencillos. En lo mínimo es donde la existencia prefiere susurrarnos su sentido. Por eso, este lunes nos lleva de la mano a abrazar nuestra vida ordinaria como realmente el único camino que tenemos para experimentar… lo extraordinario.

Francisco José Ruiz Pérez, sj