La amistad derriba muros

romper muros

Increíble, pero cierto: se pueden saltar muchos muros con que nos aislamos. Basta treparlos y otear desde ellos. Tus ojos repararán enseguida en quienes quieres y en cómo te miran. La luz que sobre ti mismo te devuelve esa mirada es tanta, que no desearás más vivir sin ella. La amistad permite desvelar lo bueno y lo malo que somos, sin sentirnos amenazados. Por eso es capaz de franquear toda muralla y romper las soledades que nos creamos… Increíble, pero cierto.

Francisco José Ruiz Pérez, sj

Anuncios