Magnificat

La música, y el arte en general, es una de las vías más apropiadas para ponernos en contacto con los valores humanos más altos y, por supuesto, con Dios que ha sido, es y será una inagotable fuente de inspiración para músicos, poetas y pintores.

Iniciar el tiempo de la Semana Santa escuchando algunas de las piezas más denotadas del repertorio sacro resulta una oportunidad maravillosa para ensanchar el corazón y disponerlo a celebrar el misterio del amor de Dios a través de la entrega generosa de su Hijo Jesús por la humanidad.

El pasado 13 de abril, las voces de Súbito Koral, Vocal Time y el Coro Juvenil de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, se unieron para deleitar al público reunido en la Iglesia de San Francisco de Borja con una selección de obras maestras de la música sacra entre las que se destacó el Magnificat de G. B. Pergolesi.

El concierto, que arrancó el aplauso generoso del público, sirvió como homenaje a los integrantes de Súbito Koral, Gabriel Rodríguez y David Batista quienes, tras largos años de participación en el coro, lo deben abandonar para continuar con sus altos estudios musicales. Desde el Centro Loyola les deseamos la mejor de las suertes y esperamos contar con ellos en futuras ocasiones como solistas consagrados.

Nuestra gratitud a los coros participantes y a Víctor Ramírez-Acosta, director de SK y principal impulsor de estas iniciativas.

Os dejamos una breve muestra del concierto.

Anuncios