Mirar la profundidad

Miradas

Ya no me dejo impresionar por los currículos y las apariencias de los demás. Prefiero mirarles a los ojos. Solo así siento que conecto mejor con ellos y con lo que, en el fondo, son. Los delata la luz de sus pupilas: esa luz única que llega desde lo hondo de sus almas, allí donde ya tampoco ni ellos mismos se dejan impresionar por sus propios currículos y apariencias.

Francisco José Ruiz Pérez, sj

Anuncios